Agua, peso y belleza

[Total:0    Promedio:0/5]

El control de peso empieza por una buena hidratación. El agua atenúa los estímulos del apetito y es útil para reducir los depósitos de grasa.

Muchas personas sometidas a dieta beben poco por temor a una retención hídrica, cuando la verdad es exactamente lo contrario. Lo que parece ser grasa en una persona con sobrepeso, a menudo es una retención de agua. Cuando el cuerpo recibe poca agua, advierte esta escasez como una amenaza y retiene cada gota. Esto se traduce en pies, manos y piernas hinchados, en tanto que, cuando bebemos agua suficiente, el organismo elimina espontáneamente los excesos de líquidos. Cuando el cuerpo está destruyendo las grasas precisa aún más agua para eliminar los desechos que se producen. El American College of Sports Medicine señala que beber cantidades apropiadas de agua mientras se está a dieta provoca una pérdida de grasa sin comprometer el tono muscular ni la correcta nutrición de la piel firme y elástica. El agua en una dieta reduce el apetito y ayuda al hígado a metabolizar los depósitos de grasa. Cuando los riñones no reciben suficiente agua, el hígado no metaboliza correctamente las grasas porque debe suplir las funciones del riñón. La ingestión de 2,2-2,5 litros de agua al día evita el aumento de sodio en el cuerpo y ayuda a mantener un adecuado tono muscular, a eliminar del cuerpo desechos y toxinas, y a combatir el estreñimiento. Se recomienda beber agua fría porque absorbe más rápidamente y puede quemar más calorías. Naturalmente, el agua ha de ser de óptima calidad, embotellada o filtrada. El aumento de peso está frecuentemente relacionado con patologías crónicas invalidantes o que reducen de algún modo la movilidad, como la diabetes, el asma, la colitis, artritis reumatoide, depresión, hipertensión arterial, dependencia del alcohol o altos niveles de colesterol en la sangre, síndrome de fatiga crónica, dolores en la columna vertebral, cefaleas y dolores cervicales. Todas estas patologías pueden disminuir la actividad física y, por lo tanto, favorecer el aumento de peso. La ingesta de adecuadas cantidades de agua actúa positivamente en la cura de estos trastornos. Uno de los primeros signos de un consumo insuficiente de agua es la fatiga. Algunas veces intentamos paliar la falta de energía tomando un café que es lo contrario de lo que el organismo necesita. En efecto, el café es un diurético que incrementa la deshidratación, iniciando así un círculo vicioso.

Beber regularmente durante la jornada reduce la sensación de hambre y, por consiguiente, la ingesta de calorías superfluas, ya que nuestro cuerpo confunde a menudo las señales de sed con las del hambre. El hígado trabaja intensamente para convertir la grasa del cuerpo en energía utilizable por el organismo. Pero si el hígado, a causa de una ingesta insuficiente de agua debe hacer también el trabajo del riñón, el cuerpo acumula grasas que se hubieran quemado si, sencillamente, se hubiese bebido una cantidad adecuada de agua. Así, en vez de expulsar el agua y los desechos, el organismo retiene el agua para volver a emplearla y éste es el origen de la retención hídrica. El mejor modo de desembarazarse del agua superflua y por tanto, del peso excesivo, es beber toda el agua necesaria. Bebiendo agua suficiente se obtiene un buen equilibrio hidrosalino, pérdida de peso y menos hambre.

En síntesis, el agua ayuda muy eficazmente a perder grasa. A los ocho a diez vasos diarios normalmente indicados han de añadirse de dos a cuatro si se realiza actividad física o se vive en un clima seco o cálido y húmedo, y uno o dos vasos más si se está en sobrepeso. Las personas con sobrepeso tienen un requerimiento metabólico más alto porque tienen más desechos para eliminar. Una buena aportación de agua también ayuda a evitar que la piel se afloje cuando desaparece la capa de grasa que la sostenía.

Resumen:

  • El agua permite metabolizar más eficazmente las grasas.
  • Disminuye la retención hídrica restablece un correcto equilibrio de los fluídos.
  • El agua ayuda a mantener tonificados los músculos, porque éstos necesitan agua para contenerse.
  • El agua calma la sed sin calorías, sin grasas y sin colesterol.
Tanicia Turpilius
Acerca de Tanicia Turpilius 402 Articles
Es difícil describir a una persona tan compleja como Tanicia Turpilio, pero por encima de todo sé que es creativa y perceptiva. Por supuesto, también es racional, decidida y centrada, pero en cierto modo son rasgos menores y se mantienen en comportamientos de extremadad. . Su creatividad, sin embargo, es lo que sshe a menudo se admira. Los amigos tienden a contar con su fervor cuando necesitan apoyo. Nadie es perfecto, por supuesto, y Tanicia tiene muchos rasgos menos favorables también. Sus maneras sombrías y su deslealtad agrian el ánimo muchas veces, aunque más a nivel personal que para otros. Afortunadamente, su naturaleza perceptiva ayuda a mantenerlos bajo control por lo menos un poco .

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*